RYE – Protocolo Familias Anfitrionas

Introducción:

Las familias anfitrionas son el principal apoyo con que cuenta el Programa de Intercambio de Jóvenes. Las familias que participan enviando un hijo al extranjero tienen la obligación de recibir y mantener en su hogar a un joven extranjero en similares condiciones a la de su propio hijo.

Podrán contar con la ayuda de un consejero rotario que el club anfitrión le designará al joven extranjero y que tiene por función, entre otras, de ser el contacto directo con Rotary y al cual deben recurrir en caso de tener algún problema que esté fuera del alcance familiar solucionar.-.

Por regla general el periodo de intercambio es con una sola familia anfitriona y los eventuales cambios de familia sólo podrán realizarse con la aprobación del Club Rotario anfitrión y del Chairman distrital y bajo las condiciones económicas que se acordadas.-

Como un integrante más de la familia, el joven de intercambio debe recibir una orientación por parte de los padres de cuáles son las obligaciones y reglas del hogar, como así también de los quehaceres domésticos en que tuviere que cooperar como el resto de la familia.

Este documento tiene por finalidad establecer las obligaciones y responsabilidades de las familias anfitrionas con el fin de procurar el éxito del Programa

Responsabilidades:

1. Recibir un estudiante de intercambio extranjero en su hogar por un período de 11 meses, comprendidos entre Agosto y Julio, según lo convenido en la carta compromiso firmada como familia anfitriona del estudiante.-

2. Proporcionarle una habitación en buen estado, exclusiva y segura para el estudiante y el acceso a un baño también en buenas condiciones y limpio.-

3. Matricularlo en un colegio de buen nivel y de su entera confianza, para que asista regularmente a clases durante un año lectivo. Esto conlleva el asumir el rol de apoderado del joven.-

4. Financiar por 11 meses los costos de manutención, matrícula y aranceles escolares, transporte escolar si fuese necesario, uniforme, ropa de gimnasia y asistirlo regularmente como apoderado en el colegio durante todo el período escolar, independiente de un posible cambio de familia del estudiante.-

5. Velar por la seguridad, bienestar, salud física y mental del joven en todo momento y en todo tipo de actividades que este desarrolle durante sus estadía en nuestro país, como también, observar posibles señales de acosos, abusos o violencia doméstica e informar de cualquier sospecha al respecto, al consejero rotario, al club y al equipo distrital.-

6. Acogerlo como si fuera su propio hijo/a, procurar su pronta integración e incentivar el pronto aprendizaje del idioma español.-

7. Integrarlo en las actividades familiares y facilitar su participación en actividades escolares y rotarias, a las cuales sea invitado.-

8. Informar periódicamente al consejero y al club rotario local, acerca del comportamiento general del estudiante e informar oportunamente de cualquier situación o conducta inadecuada o sospechosa, ya sea en el hogar, en el colegio o en su entorno de amistades.-

9. Los estudiantes tienen expresa prohibición de pololear, consumir cualquier tipo drogas, consumir alcohol, conducir cualquier tipo de vehículos motorizados, salir sin permiso de su familia y viajar solos dentro o fuera del país, sin la autorización expresa de la familia, de su consejero rotario y Chairman del distrito. Debe ser informado al club y al equipo distrital oportunamente si no se cumplen estas normas.-

10. Las familias deben recibir al estudiante al llegar a Chile ya sea en el aeropuerto de la ciudad o en el hotel de recepción. Además debe llevarlo y despedirlo en el aeropuerto de salida al dejar nuestro país, al final del período de intercambio.-

11. Informarse de la cobertura, condiciones y modo de aplicación del seguro de vida, salud y accidentes personales con que cuenta el joven. En caso de ocurrencia de algún incidente, deberá actuarse tal como lo establece la póliza e informar al consejero, al club y al distrito.-

12. Proporcionarle el apoyo y cuidados frente a una enfermedad y/o accidente y realizar las gestiones para la atención por un médico o en un centro asistencial si corresponde. Comunicar los hechos graves rápidamente a la familia biológica, al chairman distrital y al club rotario anfitrión. Los gastos deben ser cubiertos en primera instancia por la familia anfitriona y luego solicitar el reembolso con cargo al fondo de emergencia o al seguro del joven.

13.Todos los estudiantes recibirán mensualmente por parte Rotary un estipendio o mesada para gastos estrictamente personales.-

14.Todos los gastos de tipo domésticos originados por el estudiante de intercambio deben ser cubiertos por la familia anfitriona, como si fuera su propio hijo/a.-

15.-Los costos por viajes especiales o tour de de los propios estudiantes, serán financiados por sus familias biológicas, previa información y autorizaciones reglamentarias.-